Restauración de Torres del Homenaje y Albarrana del Castillo de la Coracera

 

Arquitecto: Carlos de Riaño Lozano 
Colaboradores: Margarita Usero Gutierrez
Aparejador: Luis García-Cebadera María del Hierro
Estructuras: JIV International Structural Engineers, S.L. OTEP INTERNACIONAL
Instalaciones: JG San Martín de Valdeiglesias
Localización: Madrid, SPAIN
Fecha: 10/2010
Cliente: ARPROMA (Arrendamientos y Promociones de la Comunidad de Madrid, S.A.)
Superficie: 1,379.51m²
Empresa Constructora: CONSTRUCCIONES J. QUIJANO, S.A CYM YAÑEZ, S.A.

 

1008 rc castillocoracera  001

Como paso siguiente a toda una consecución de intervenciones que se realizaron en el Castillo de la Coracera secundando su Plan Director, la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid decidió acometer la restauración de la torre del Homenaje, sin duda la pieza más importante del conjunto. Dentro del proyecto se incluyó la torre albarrana, pieza excepcional, unida mediante puente levadizo, el cual se reinterpreta en nuestra propuesta, mediante una ligera pasarela de pletina de acero y vidrio.

En la nueva intervención destaca la solución adoptada para la antigua bodega. La estancia pasa a convertirse en muestrario de vinos y degustación de los mismos, con acceso independiente desde el exterior a través de una embocadura de palastros de acero corten. Recordando los antiguos botelleros metálicos, que aún perviven en algunas casas, se ha diseñado una estructura metálica, mueble exento y despegado de los muros, que permita una visión completa de la sala abovedada. El techado, rematado en acero inoxidable, se ha aprovechado para una pequeña sala de conferencias accesible independientemente desde el patio principal exterior de la torre, que ha pasado a convertirse en el nivel II de ésta. Su acceso se produce por una escalera exterior adosada al muro, formada por cerramiento-soporte en plancha de acero corten de 2 cms. de espesor, peldañeado de chapa estampada de acero inoxidable, losa volada de hormigón visto coloreado y barandilla de vidrio laminar.

La estructura del mueble se sostiene por unos palastros verticales anclados en el suelo y arriostrados por unas bandejas de palastro y tirantes metálicos, y funciona a su vez de botellero, sujetando las botellas con una red de varillas cruzadas en diagonal que van de palastro a palastro en toda su altura. En su planta baja se aloja una barra-mostrador de madera donde se servirán y venderán los vinos y otras muestras, que se pueden consumir en unas mesas dispuestas a tal efecto. Este espacio se configura como una caja de vidrio y metal en su planta baja, que continúa en una barandilla del mismo material en el siguiente nivel.

En los niveles superiores las dos salas principales se conectan por una escalera de caracol metálica con tablero continuo de madera curvada en barandilla, y se solan con tabla de roble danés de gran formato, dándoles un carácter y un peso completamente diferente a los espacios anteriormente descritos. En el último nivel encontramos la gran terraza pavimentada con madera de ipe que corona la cubierta, con unas excepcionales vistas sobre San Martín.

1008 rc castillocoracera  010

En el apartado de restauración el volumen exterior fue intervenido en cuanto a fábrica de piedra, sillería y mampostería, con limpieza de todos los paños y rejunteado, tanto exterior e interiormente. Las dos bóvedas de cañón de ladrillo se consolidaron mediante inyecciones de mortero y resina y posteriormente se revocaron. En la sala principal se realizó una estructura superior, en sustitución de la antigua de pino, de madera laminada, empotrada en los muros y apoyada sobre los modillones existentes de granito. Los huecos exteriores se cerraron con carpintería de pletina de acero mate.

En el cubo sureste de la muralla se ubican unos aseos que dan servicio a todo el recinto. El interior, muy próximo a su estado original, se mantiene en su mayor integridad, de manera que esta instalación no lo desvirtúe. Para ello se propuso una estructura exenta, en forma de “T”, que sostenga dos inodoros y dos lavabos, albergando la fontanería en su interior, en acero inoxidable todo ello. Una puerta en cada aseo, de vidrio translúcido, completa la instalación. Se trata de unos aseos de carácter “exterior”, que no cuentan con calefacción ni ventilación forzada, al encontrarse ésta garantizada por las dos troneras existentes.

 

Galería:

 

Planos:

Arquitectos: Carlos Riaño

Carlos Riañoriano
www.r-arquitectos.com
r-arquitectos@r-arquitectos.com

+34 917250 057
C/ Florestan Aguilar nº3 duplicado
28028 Madrid, SPAIN

Arquitecto:
Carlos Riaño